La escuela de filosofía y sus miembros

Compañeros escribí esto a modo de reflexión respecto a nuestra escuela de filosofía y a nuestro papel en ella.

De parte de la administración de la escuela se está como en una cápsula del tiempo, no es consciente del momento histórico y como tal digamos no asume ninguna relación con la realidad. Ni siquiera vemos artículos en los periódicos, críticas o algo que haga pensar que están interesados en el mundo.
Tanto es así que la escuela lo más reciente que está a nivel filosófico son los autores y problemas de los años 50. No se comentan los nuevos libros que se escriben, nada se publica sobre los autores que han visitado recientemente Venezuela; ni siquiera para contradecirlos, nada. Por ejemplo la feria del libro de este año está dedicada al filósofo venezolano Briceño Guerrero y la escuela seguro no lo sabe ni lo sabrá. A finales de este mes viene Enrique Dussel un filósofo mexicano experto en ética, ontología y política; con un planteamiento propio. Estas cosas la escuela las pasa por alto, no se saben, en este año vino Atilio Borón acompañado de Fernando Buen Abad. Que son autores políticos, bueno de acuerdo, pero su obra tiene diversas temáticas que pueden ser debatidas, y de hecho son la viva demostración de un filósofo que se compromete que opina, que viaja e interviene en la realidad. Pero los espacios académicos de nuestra escuela no han servido ni para criticarlos o hacerles frente y demostrar que también nuestros académicos son capaces de dar la talla frente al mundo.

Actualmente yo me encuentro inventariando todo el archivo personal de Ludovico Silva el cual estará en el Archivo General de la Nación y es triste que un filósofo que escribió más de 35 libros y que en la actualidad tiene ya casi 50 publicados, no sea tomado en cuenta para nada por nuestra escuela. En nuestra escuela nadie dice nada nuevo, los profesores no pasan de la exégesis y sobre esta se publican 1 libro cada dos años de varios profesores, estos no están escribiendo, ni en los periódicos, ni en las revistas ni sus propias publicaciones. De manera que no es extraño que la escuela esté como está.

Los estudiantes debemos salir a la calle a encontrarnos con la filosofía todos los días, en la escuela adquiriremos las herramientas para pensar, pero los elemento más importantes del pensamiento; la realidad y el mundo están afuera. Los estudiantes organizados deben meter la realidad así sea a la fuerza a la escuela, hacer foros, eventos, películas, aunque vengan pocas personas es necesario hacerlo siempre. Si los profesores le van a dar la espalda al mundo, nosotros no lo haremos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s